Atomizador de gasolina con mochila modelo GeoTech MD 530 EVO

El atomizador con mochila de gasolina GeoTech MD 530 EVO es una herramienta indispensable para aquellos que necesitan controlar plagas y mantener sus cultivos en óptimas condiciones. Con su motor de gasolina de alta eficiencia, este atomizador es capaz de cubrir grandes superficies en poco tiempo y con un alto rendimiento.

Su mochila ergonómica y cómoda, permite trabajar de manera eficiente y sin causar fatiga. Además, el diseño compacto y ligero hace que sea fácil de transportar y almacenar, lo que lo convierte en la elección perfecta para agricultores, jardineros y profesionales del paisaje.

El Atomizador de gasolina con mochila GeoTech MD 530 EVO cuenta con un depósito de capacidad de 5 litros, lo que le permite trabajar por períodos más largos sin tener que detenerse para rellenar. Además, su sistema de pulverización ajustable permite un control preciso de la cantidad de producto que se aplica, lo que ayuda a evitar desperdicios y a mantener una aplicación uniforme.

Ver precio Etiqueta:

El atomizador/pulverizador de mochila GeoTech MD 530 EVO es ideal para el mantenimiento y cuidado de árboles frutales y vegetales, gracias a su doble función de nebulización y pulverización.

Es extremadamente cómodo y fácil de usar, tanto para profesionales como para usuarios domésticos exigentes. Equipado con el sistema Easy-start para un arranque del motor sin esfuerzo y un chasis de tubos de aluminio, este atomizador/pulverizador es muy confortable gracias a su mochila integrada.

Tiene un depósito para líquidos de 14 litros y otro para la mezcla de 1,3 litros. Además, al quitar la punta y no cargar el líquido, este atomizador puede funcionar como soplador.

CUIDADO:

Este tipo de atomizadores agrícolas está diseñado específicamente para el tratamiento de árboles frutales cuya altura no exceda los 4/5 metros, con algunas excepciones como palmas. La altura máxima del chorro es adecuada para tratamientos hasta esa altura. Los atomizadores funcionan por gravedad, por lo que la punta del tubo y la boquilla nunca deben superar la altura del depósito. Se puede inclinar el tubo hacia arriba para tratar a estas alturas, pero no en posición totalmente vertical, ya que el flujo de líquido se detendría. Para árboles más altos o tratamientos que requieran mayor altura, es necesario adquirir modelos con una «bomba de empuje», que permite bombear el líquido hasta la boquilla incluso en posición vertical.